Historia Tragantua

 

LA VIDA DE TRAGANTUA:

“No soy un personaje de todos conocido, no por eso de no pocos olvidado…¡¡pregunten… pregunten!! En las tertulias de mantel, mi figura aparece fresca en el recuerdo de paladares agradecidos.

En 1875 y Carlos V en sus cenas de Vigilia se comenzó a requerir mis servicios como catador de viandas y otros que para dichas cenas se aderezaban, tal fue mi fino paladar en elegir guisados, preparación y condimentos, que desde entonces TRAGANTUA es invocado para poder lograr a través del sabor que nuestro sentido del gusto alcance lo mejor de la buena mesa, buscando, dejándose guiar por mí, la compañía de buenos caldos.”