El pasado jueves 23 de noviembre, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la penúltima cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

Desde que se inició esta cata de la mano de Guillermo Cruz hace ya cinco años y dada la gran aceptación por parte de nuestra clientela, continuamos un año más haciendo una selección de las uvas blancas más emblemáticas del mundo.

Este año tuvimos el placer de tener con nosotros dirigiendo la cata, venida desde Málaga, a Naiara López, gerente-sumiller de vinos Perea, importadora de grandes vinos del mundo.

Naiara López y Carlos Ayora prepararon 7 maridajes con 7 vinos blancos y 9 tipos de uvas recorriendo 6 países diferentes, España, Austria, Francia, Alemania, Portugal y Canadá.

La cata comenzó con un Gosset Grand Blanc de Blancs, recién llegado desde Francia, con el nuevo formato de botella, acompañado de camarón gallego. El perfecto maridaje de la noche fue el brazo de pulpo junto a un Frontonio Telescópico 2015, impresionantes fueron los dos Riesling, S.A.Prüm Graacher Dompropst 2011 con taco de atún rojo y acompañando el postre un Inniskillin 2002.

2

9

3

4

6

 

 

El pasado jueves 14 de septiembre, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la séptima cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

Tuvimos el honor de celebrar junto a Fernando Mora, propietario de Bodegas Frontonio, su recién estrenado título como MASTER OF WINE y disfrutar de su primera cata tras haber alcanzado unos elevados estándares en el conocimiento del arte, ciencia y negocio del vino.

A día de hoy podemos decir que Fernando Mora es el segundo y más joven Master of Wine de nuestro país. En la actualidad hay 369 Masters of Wine trabajando en 29 países. En España, a pesar de contar con excelentes expertos y reputados ingenieros y enólogos, solo contábamos con un Master of Wine, Pedro Ballesteros, ingeniero agrónomo.

Carlos Ayora junto a Fernando Mora seleccionaron unos vinos muy especiales que acompañaron el menú maridaje de la cita. El primer vino elegido fue uno de los grandes Sauternes-Barsac, un Château Coutet 1ºcru 2006 acompañado, como no, con Mi-cuit de foie de pato francés, el segundo vino, Forster Pechstein Spätlese Trocken 2012, de un lugar muy concreto, Villa Wolf, Pfalz, Alemania, fue maridado con un Tartar de atún rojo con aguacate, el tercer y último vino blanco fue un vino muy exclusivo de J.F Ganevat de Côtes du Jura, actualmente muy de moda en Francia, un Les Gryphees Vielles Vignes 2014 acompañado de Cocotxas de Bacalao con Angulas de Aguinaga, como dijo Fernando, un manjar para dioses con un vino para dioses. Viña Tondonia Reserva 2001 (95 puntos Parker) fue el primer vino tinto,  aportado por Mª José López de Heredia para la ocasión, gran historiadora de la Rioja, el vino de la casa de Tondonia maridó con el plato de la casa de Los Cabezudos, Colmenillas rellenas de Foie con Salsa de Trufa Negra. Fernando Mora presentó su vino de Cuevas de Arom, Os Cantals 2015 (92 puntos Parker), habló de su origen, de sus comienzos en el mundo del vino, de su papel como gran embajador de la garnacha y de su propósito de querer hacer vinos eléctricos y con tensión, fue acompañado por Chuletón de vaca de Tolosa. El postre, Hojaldre de Manzana con Helado de Vainilla y Cookies y Cacahuetes, maridó con el gran misterio en el mundo del vino, un Palo Cortado 1982 (98 puntos Parker) de Antonio Flores de Gonzalez Byass. Finalizamos la velada con un glamuroso y mágico K.R.U.G. Vintage 2002 (96 puntos Parker).

Pudimos disfrutar de una velada cercana y de momentos muy emocionantes, la gran vocación de Fernando y su pasión por el vino hizo que un día lo dejase todo y apostase por este camino, que años después,  le ha llevado a conseguir el prestigioso título de Master of Wine.

20170914_212018IMG-20170915-WA002520170914_215441IMG-20170915-WA0019IMG-20170915-WA0005IMG-20170915-WA000620170914_211718

El pasado jueves 20 de julio, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la sexta cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

Tuvimos con nosotros a Gramona, una de las bodegas más significativas y emblemáticas de la historia de la D.O. Cava, quinta generación de una familia de tradición vitivinícola que trabajan sus tierras ininterrumpidamente desde mediados del siglo XIX.

Dirigió la cata Toni Pérez, director comercial de Cavas Gramona, experto y técnico del cava, Pérez explicó que sus cavas están caracterizados por la larga crianza, envejecer tiene que tener un sentido y se posicionan por creer que la larga crianza le da sentido al vino.

En 1850 Josep Batlle trabajaba como bodeguero y agricultor para los viñedos de la Plana, es en 1881 cuando su hijo Pau Batlle creó una bodega propia, el Celler Batlle, y pudo comprar los viñedos en los que había visto trabajar a su padre.

La siguiente generación, supuso la unión de dos sagas del vino que se iniciaron ya con la marca Gramona en el mundo del espumoso, el matrimonio de Pilar, hija de Pau Batlle con Bartolomé Gramona.

En 1945 arrancó con fuerza una nueva era con Bartomeu y Josep Lluís, la generación del esfuerzo, visionarios y pioneros en el cava de larga crianza.

Hoy la historia de su vino la explica la personalidad de una nueva generación formada por un Gramona, Jaume, enólogo tozudo, trabajador, expeditivo y con carácter de descubridor; y por otro Gramona, Xavier, analista, pensador y soñador, ambos empeñados en la excelencia del cava.

En su zona y en sus tierras de las cuencas de los ríos Noia y Bitlles, cerca de Sant Sadurní d’Anoia, es posible elaborar un espumoso digno de estar en las mejores mesas del mundo y, para ello, se alían con una variedad única: la xarel·lo, columna vertebral de sus cavas.
Durante esta quinta generación han empezado a elaborar vinos tranquilos y dulces con la ambición de reflejar en ellos su paisaje y su terruño, y de complacer a los amantes del vino.

Fieles a una filosofía sostenible para el entorno, recurren a la agricultura ecológica y a la biodinámica en el cultivo de sus viñedos.

Pérez consiguió de la cata una velada entrañable, llena de anécdotas, como el origen de la copa Pompadour, nos trasladó hasta el siglo XVI para contarnos el origen del champagne y nos transmitió la experiencia y conocimiento de la familia Gramona, gracias a lo cual se han posicionado entre los mejores elaboradores de cava.

20170720_211536 IMG-20170721-WA000320170720_22375120170720_234952

El pasado jueves 15 de junio, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la quinta cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

Tuvimos con nosotros a Los Herederos del Marqués de Riscal, la bodega de Rioja más antigua de la región y también los Champagnes franceses Laurent Perrier.

Nos acompañaron el experto enólogo de Marqués de Riscal, Rafael Ruiz Isla, Ingeniero técnico agrícola que ha participado en la formación de la mayoría de los Consejos reguladores de las D.O. de los vinos españoles, Cosme Barberán Bernus, delegado de zona de la bodega y la familia Clemente (Ibercoa), distribuidora de la marca en Zaragoza.

En 1858, Marqués de Riscal se convirtió en la primera bodega de Rioja que elaboraba vinos según los métodos bordeleses, en 1972 en la primera bodega impulsora de la Denominación de Origen Rueda, y no hace muchos años inauguró la Ciudad del Vino, con un edificio diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry, que supone la obra más vanguardista realizada hasta la fecha por una bodega española.

A lo largo de su historia, Marqués de Riscal ha sido siempre una empresa innovadora, pionera y referente de un sector vitivinícola en continua transformación. Buscan hacer vinos originales, frescos, elegantes y fáciles de beber, con una clara vocación exportadora, hoy día están presentes en más de 110 países.

La velada transcurrió entre risas y comentarios, comenzó con Laurent Perrier, catándose cuatro vinos Marqués de Riscal con los cuatro platos centrales de la noche, y finalizó con Laurent Perrier.

Hubo un intercambio de maridajes respecto a los propuestos en el menú inicial, entre el cuarto y quinto plato de la noche, maridando el entrecot de vaca “goya” de Tolosa con Marqués de Riscal 150º Aniversario 2010 y el plato estrella de la noche, la selección de quesos internacionales con Barón de Chirel 2001.

La próxima cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos tendrá lugar el jueves 20 de julio: Gramona, artesanos del tiempo.

IMG-20170615-WA0008

IMG-20170616-WA0013IMG-20170616-WA0018IMG-20170615-WA0018IMG-20170615-WA0021IMG-20170616-WA0015IMG-20170615-WA0022

 

El pasado miércoles 17 de mayo, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la cuarta cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

Dirigió la velada Oscar Valenzuela, quien junto a Carlos Valero (Bodegas Carlos Valero), Carlos Ayora (Restaurante Los Cabezudos) y gracias al enólogo jefe Jesús Artajona, prepararon una selección de los mejores vinos de la bodega para celebrar su 25 aniversario.

Comenzó con un recorrido por Somontano, tierra de transición entre la montaña y el llano que en su recorrido, atraviesa las suaves lomas del viñedo. Enate entiende que la calidad de sus vinos empieza desde la tierra, desde el viñedo.

Cuentan con 450 hectáreas de viñedo propio, con bajas producciones por hectárea, máximo respeto por el medio ambiente, viticultura de precisión y excelencia en la vendimia.

Desde sus comienzos, en 1992, Enate entendió que el maridaje de la enología y la cultura contemporánea sería un rasgo imprescindible en su carácter. Sus barricas y sus paredes resumen los grandes vinos de España, habitados por la genialidad de los grandes creadores españoles e internacionales.

Cada uno de sus vinos está asociado a un pintor de reconocido prestigio, figurando en la etiqueta una obra de su autoría realizada ex profeso para Enate.

Cada uno de los vinos seleccionados, se maridó con un plato y como novedad con una canción.

El primer vino, Enate Chardonnay 234 2016, amarillo pálido, complejo e intenso, limpio y fresco. El maridaje con gambas blancas de Huelva y la canción Surfin Usa de Beach Boys, teletransportaron a los asistentes al verano con sabor a playa.

Continuó la cita con un Enate Chardonnay fermentado en barrica 2009 (2016 añada actual), aroma complejo y exuberante, con notas de fruta tropical, denso y cremoso, maridado con ostras Gillerdeau nº1 y la canción Je veux de Zaz como guiño a Francia.

El tercer y último blanco fue un Enate UNO Chardonnay 2011, de producción muy limitada, con notas lácticas, que combina con destreza la frescura con una extraordinaria carnosidad, acompañado por un tartar de salmón y atún rojo y como canción, una arriesgada mezcla entre Sissel y Prince Igor.

Llegaron los tintos de la mano de un Enate Merlot-Merlot 2000 (2012 añada actual), vino muy serio, un amplio y complejo abanico aromático junto a unos tagliatelle al huevo con setas silvestres, Joselito y salsa de trufa negra. La Traviata, con los Tres Tenores acompañó este maravilloso maridaje creando el momento álgido de la cata.

El siguiente maridaje fue un Enate UNO tinto 2009 (producción muy limitada), aroma intenso y muy profundo de fruta roja fresca, en paladar pletórico de carnosidad, con rabo de Toro de Lidia Estofado y Entre dos aguas del gran Paco de Lucía.

El postre, chocolate con aceite de oliva V.E. y sal de oro, se maridó con un  Enate 20 Aniversario y culminó la velada al son de Satisfaction, The Rolling Stones

img_1969_33920269453_o_mg_2023_34567733132_o_mg_2013_34345177690_o_mg_2059_33887401264_o

“MÁS ALLÁ DEL MITO UNA CULTURA DE PACIENCIA Y DEDICACIÓN”

El pasado Jueves 9 de Febrero, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la primera cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos.

La cena maridaje fue organizada por Enoteca Khantaros y Restaurante Los Cabezudos, con Alberto D´Pena dirigiendo la velada, enólogo y propietario de dicha enoteca, máster en viticultura y enología, certificación Unesco, especializado en y creador de Stage de Aromas y experto en Vega Sicilia.

Fue una cata cualitativa y cuantitativa, donde tuvimos el placer de catar las recién salidas añadas que protagonizarán la campaña 2017 de Vega Sicilia.

Fundada en 1864 por Eloy Lecanda, Vega Sicilia ha pertenecido a lo largo de su historia a diversos propietarios, aunque siempre ha mantenido una calidad y una personalidad que le han conservado como un líder indiscutido en fama y prestigio. En 1982, la bodega fue adquirida por la familia Álvarez, que ha impulsado su expansión con la creación de Alión (1992, en la Ribera del Duero), Oremus (1992, en Hungría), Pintia (1997, en Toro) y Macán (2009, en Rioja, en sociedad con el empresario francés Benjamin de Rothschild).

El prestigio y su secreto: el tiempo. Una historia construida desde el trabajo, el amor al detalle, la tradición y la discreción. Más que una bodega. Un mito auténtico.

La cata dio comienzo con un Oremus Mandolas 2012, con olores a cítricos, lima y de color dorado por su uva furmint, maridado con Centolla Gallega de la Ria. Continuó con Caña de Lomo y Salchichón Ibéricos “Joselito”, acompañado de un suave, dúctil y redondo Macan Clásico 2013 (100% tempranillo) con aromas a fresa y mora. Seguidamente se cató un Pintia 2012 (Toro), muy cubierto, con potencia, aromas a aceitunas, cedro y chocolate, maridado con Cocochas de Bacalao al Pil-Pil. Alión 2013 (Ribera del Duero) junto a unos exquisitos Garbanzos con Carabineros fue el tercer tinto de la noche, precediendo al Vega Sicilia por excelencia, Valbuena 5º año 2012 (Ribera del Duero), compuesto de tempranillo, cabernet sauvignon y algo de merlot y cuyos aromas a pimienta negra, mantequilla y vainilla maridaron a la perfección con el Costillar de Lechal al Horno con Setas Silvestres. La cena finalizó con un Oremus Tokaj Aszú 3 Puttonyos (Hungría) cuya acidez, azúcares y aromas a naranja confitada acompañaron el postre, Cigarro y Teja de Tolosa con Helado de Vainilla y Cookies.

Fue una degustación perfectamente maridada por un recorrido a través de todas las bodegas pertenecientes a Vega Sicilia.

IMG_1898

IMG_1941IMG_1937 IMG_1934 IMG_1927 IMG_1925 IMG_1917 IMG_1906 IMG_1905 IMG_1904 IMG_1902 IMG_1900